Universidad Nacional de San Agustín

Delito y Desviación
























CONCLUSIONES
TEMA: DELITO Y DESVIACIÓN
AUTOR: ANTHONY GIDDENS


1. La conducta desviada la constituyen las acciones que transgreden las normas socialmente aceptadas. Lo que se considera desviado varía en el tiempo y en el espacio; una conducta «normal» en un determinado espacio cultural puede ser tachada de «desviada» en otro.

2. Se han desarrollado teorías biológicas y psicológicas para demostrar que el delito y otras formas de desviación están determinados genéticamente; pero estas teorías han sufrido un profundo descrédito. Los sociólogos sostienen que la conformidad y la desviación se definen de distinta manera en cada contexto social. Las divergencias sociales en cuanto a la riqueza y el poder influyen enormemente en las oportunidades que se les presentan a los diferentes grupos de individuos y en los tipos de actividades que se consideran delictivas. Éstas se aprenden de igual modo que las legales y en general se orientan hacia las mismas necesidades y valores.

3. Para las teorías funcionalistas la delincuencia y la desviación son productos de tendencias estructurales y de una falta de regulación moral dentro de la sociedad. Durk-heim introdujo el término de «anomia» para aludir a la sensación de ansiedad y de desorientación proveniente de la quiebra de las formas de vida tradicionales en la sociedad moderna. Robert Merton profundizó en el concepto al incluir en él la tensión que sienten los individuos siempre que las normas chocan con la realidad social. Las explicaciones subculturales llaman la atención sobre ciertos grupos, como son las bandas, que rechazan los valores mayoritarios y los sustituyen por normas que rinden homenaje al desafío, la delincuencia y la no conformidad.

4. La teoría del etiquetaje (según la cual etiquetar a alguien como desviado reforzará su conducta desviada) es importante porque parte del supuesto de que ningún acto es intrínsecamente delictivo (o normal). A los teóricos de esta corriente les interesa averiguar de qué manera algunos comportamientos pasan a definirse como desviados y porqué a ciertos grupos, pero no a otros, se les cuelga la etiqueta de desviados.

5. Las teorías del conflicto calibran el delito y la desviación a partir de factores como la estructura social, los intereses enfrentados de los grupos que la integran y la preservación del poder por parle de las élites. El realismo de la Nueva Izquierda es una rama de la criminología que está influida por esta tradición, pero se aparta de ella de forma determinante. Este realismo de izquierdas llama la atención sobre las víctimas del delito y demanda transformaciones prácticas de las políticas que hagan más responsables ante la comunidad a los encargados de imponer ¡a ley, sobre todo en el interior de las ciudades.

6. Las teorías del control postulan que el delito tiene lugar cuando no hay controles sociales o físicos que lo eviten. El aumento de: la criminalidad se vincula con la proliferación del número de oportunidades de delito y de objetivos para el mismo en las sociedades contemporáneas. La teoría de las ventanas rotas sugiere que hay tina conexión directa entre el aspecto desordenado y el hecho de que haya realmente delincuencia.
7. Es difícil medir el grado de delincuencia en una sociedad, dada que no todos los delitos se denuncian. La «cifra oculta» de los delitos no denunciados es el número de delitos que no aparecen en las estadísticas oficiales. Los estudios sobre la victimización (encuestas en las que se pregunta si el encuestado ha sufrido algún tipo de delito en el año anterior) ponen de manifiesto la discrepancia existente entre los índices de delincuencia oficial y la experiencia real de las personas.

8. En Gran Bretaña, los índices de criminalidad registrados han venido aumentando desde la década de 1950 y los ciudadanos perciben un mayor riesgo de delincuencia que en épocas anteriores. Entre las políticas que se han ideado para responder a la delincuencia se encuentran la intensificación de la actividad de las fuerzas del orden, las técnicas de prevención del delito «situacionales» (como son la vigilancia y el dificultar el blanco), los servicios de seguridad privada y las iniciativas policiales de barrio.

9. Las tasas de delincuencia son mucho más bajas entre las mujeres que entre los hombres, probablemente debido a las diferencias de socialización entre ambos sexos, además de a la mayor participación del hombre en esferas no domésticas. El desempleo y la «crisis de la masculinidad se han vinculado con las tasas de delincuencia masculinas. En algunos tipos de delitos las mujeres constituyen la inmensa mayoría de las víctimas. Casi sin duda, la violación es mucho más habitual de lo que las estadísticas oficiales revelan. En cierto sentido, todas las mujeres son víctimas de las violaciones, ya que han de tomar especiales precauciones para protegerse y viven con el miedo a ser violadas. Los hombres y mujeres homosexuales son con mucha frecuencia víctimas de actos delictivos y de acoso; sin embargo, al ocupar una posición de marginación social.

10. Entre la población, el miedo a la delincuencia suele centrarse en delitos callejeros como el robo, sea o no con intimidación, y las agresiones, que en general son ejercidas por muchachos de clase baja. Las estadísticas oficiales revelan que los jóvenes cometen un alto índice de delitos; sin embargo, hay que procurar no incurrir en pánicos morales en relación con la delincuencia juvenil. Gran parte del comportamiento desviado de los jóvenes, como son los actos antisociales y la falta de conformidad, no son realmente constitutivos de delito.

11. Los delitos de cuello blanco y los empresariales son los que cometen miembros de los sectores sociales más acomodados. Las consecuencias de este tipo de delincuencia pueden ser más profundas, que las de los pequeños delitos de los pobres, pero las fuerzas que imponen la ley les prestan menos atención. El crimen organizado es una forma institucionalizada de actividad delictiva en la que se dan muchos de los rasgos de las organizaciones convencionales, aunque sus actividades sean sistemáticamente ilegales. El término «ciberdelincuencia» describe actividades criminales que se cometen con la ayuda de las tecnologías de la información, como son el blanqueo de dinero y el fraude por Internet.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada